domingo, 17 de diciembre de 2017

Dos bisiestos de más

Recuerdo que en junio se te iba todo de las manos,
que el cuarto derecha del corazón estaba precintado por riesgo de derrumbe
y tus sonrisas me invitaron a quedarme.

Y sí, lo reconozco
fui ocupa con objetivos egoístas:
Reivindicaba leerte con los dedos y tocarnos a miradas,
que espalda con espalda se parara el mundo.
El día que tus taquicardias dejaron de ser cuento comencé a creer en la ciencia ficción
y las metáforas se apoderaron de Gran Vía.

Que cumplías 17 otoños,
por ser alérgico a perderte en la mirada equivocada en primavera.
Y acababas con sueños de princesas muertas
que solo querían robarte la vida.


Dos bisiestos después descubrí que las apuestas traían el número aureo a nuestro favor,
por eso de que todo era perfecto,
por eso de que todo era de oro.

Me decían que matabas y morías en nombre de:
'I'd hate to look into those eyes and see a ounce of pain'
Y al final cuanto nos dolió vernos partir
y en cuanto nos partió vernos doler.

(Para la que dice aquello de "mi niña valiente")


Por Sara Suárez, alumna de 2º de Bach.

sábado, 16 de diciembre de 2017

Piece of my heart.

Oh, vamos, vamos, vamos, vamos!
¿No te hice sentir que eras el único hombre? ¡Sí!
¿Y no te di casi todo lo que posiblemente
una mujer puede dar?
¡Cariño, sabes que lo hice!
y cada vez me digo a mí misma que,
bueno, creo que ya he tenido bastante,
pero voy a demostrarte, chico, que una mujer puede ser dura,
quiero que vengas, vamos, vamos, vamos, vamos y tómalo
¡Tómalo! Toma otro pedacito de mi corazón ahora, ¡chico!
¡Oh, oh, rómpelo! Rompe otro pedacito de mi corazón, cariño, si, si, si
¡Oh, oh, cógelo!
Coge otro pedacito de mi corazón ahora, chico, sabes que lo tienes si eso te hace sentir bien Oh sí, ¡ya lo creo!
Vas por las calles sintiéndote bien
y, chico, en lo mas profundo de tu corazón,
supongo que sabes que eso no está bien,
nunca, nunca, nunca, nunca, nunca, nunca
Me oyes cuando lloro por la noche,
chico, y lloro a todas horas,
pero cada vez me digo a mí misma que
Bueno, ya no puedo soportar el dolor
Pero cuando me coges en tus brazos
lo cantaré otra vez
Digo vamos, vamos, vamos, vamos, vamos y tómalo
¡Tómalo!
Toma otro pedacito de mi corazón ahora, ¡chico! ¡Oh, oh, rómpelo!
Rompe otro pedacito de mi corazón, cariño, si ¡Oh, oh, cógelo!
Coge otro pedacito de mi corazón ahora, chico, sabes que lo tienes, pequeño, si eso te hace sentir bien
Necesito que vengas, vamos, vamos, vamos y tómalo
¡Tómalo! Toma otro pedacito de mi corazón ahora, ¡chico!
¡Oh, oh, rómpelo!
Rompe otro pedacito de mi corazón, ahora cariño, Si, ven ahora
¡Oh, oh, cógelo!
Coge otro pedacito de mi corazón ahora, chico, sabes que lo tienes whoahhhhh!!
¡Tómalo!
Janis Joplin, Piece of my heart.

viernes, 15 de diciembre de 2017

No se debe perseguir la felicidad.

"La juventud me resulta mucho más cercana ahora que cuando yo era joven. Quizá porque ya no veo la felicidad como algo inalcanzable. Ahora sé que la felicidad puede ocurrir en cualquier momento y que no se debe perseguir."


Jorge Luis Borges
Jules y Jim, de François Truffaut

jueves, 14 de diciembre de 2017

¿Para qué sirve un filósofo?

"Don Francisco Grandmontagne fue obsequiado con una comida a la cual concurrían elementos intelectuales y artistas que querían rendir un homenaje al insigne escritor. En la mesa, frente a don José Ortega y Gasset, quiso la mala fortuna que se sentara un businessman que mostraba un profundo desprecio por los teóricos, como él decía, y, singularmente, por los filósofos.

- ¿Para qué sirve un filósofo? -decía-. Para nada. En cuanto a mí, creo que la palabra filósofo es un eufemismo que designa a un necio. Porque, seamos francos, ¿qué diferencia hay, qué distancia separa a un filósofo de un tonto?

- La anchura de una mesa -respondió amablemente Ortega".

Alfredo Rodríguez Antigüedad, Anecdotario

miércoles, 13 de diciembre de 2017

La filosofía como forma de vida

Los profesores e historiadores de la Filosofía tienden a valorar las aportaciones de los filósofos clásicos desde una perspectiva fundamentalmente teórica. Así lo fundamental para entender a Aristóteles, por ejemplo, es conocer sus escritos, integrar sus teorías del modo más coherente posible, destacar las semejanzas y diferencias con su maestro Platón etc. Todo esto nos es muy habitual. Saber de Filosofía, especialmente de Filosofía Antigua, es pues conocer las distintas teorías de unos y otros, distinguir a Heráclito de Parménides, a Sócrates de los sofistas, a Platón de Aristóteles o a los epicúreos de los estoicos. No hay nada de malo en este planteamiento salvo que nos puede llevar a olvidar una diferencia más fundamental: la que se establece entre el modo de vida filosófico y el que no lo es. Pierre Hadot, profesor emérito del Collège de France, insiste en que esta es la perspectiva más luminosa, la más adecuada para una mejor compresión del papel de la Filosofía y la mejor manera de aprovechar las enseñanzas de los clásicos. 

La perspectiva teórica tiene además el claro inconveniente que, cuando se sigue de forma rigurosa, nos conduce al reconocimiento de claras contradicciones en los grandes maestros del pensamiento: la valoración del cuerpo y el placer en Platón, por ejemplo, tiene un sentido claramente contradictorio en el Fedón o en el Banquete, del mismo modo podemos encontrar caracterizaciones contradictorias del alma humana -¿mortal o inmortal?- en las obras de Aristóteles. ¿Eran conscientes los más grandes filósofos de tales incoherencias o es que acaso no les hemos comprendido adecuadamente? Estas preguntas - y las insatisfactorias respuestas a las que nos vemos abocados - cobran sentido si entendemos el estudio de la filosofía como el saber acerca de los sistemas filosóficos e identificamos filosofía y discurso. Pero es justo esta perspectiva la que denuncia Hadot. La filosofía nunca fue solamente discurso, sino, sobretodo, una forma de vida, una peculiar forma de instalarse en el Mundo. Insistir en las diferencias entre los discursos de unos y otros nos puede llevar a subestimar las semejanzas del modo de vida que proponen los filósofos, en abierta oposición a los usos y costumbres sociales firmemente establecidos, desde los cuales la vida filosófica escandaliza, disgusta y, en el mejor de los casos, es risible.

Pitágoras, Sócrates, Aristóteles, Epicuro, Marco Aurelio, Lucrecio... proponen formas de vida más similares de lo que en un principio pudiéramos pensar. Todos ellos abogan por una vida racional y libre, al margen del miedo y la servidumbre, apuestan por el control y dominio de las pasiones, por la frugalidad y el desprendimiento de los bienes materiales, manifiestan indiferencia ante la fama y el reconocimiento social, combaten contra la rutina, la vida cotidiana, los estereotipos etc. En este sentido la vida del filósofo siempre es atípica, en el sentido literal del término: atopos, no podemos ponerlo en ningún lugar, es inclasificable, no encaja en los roles propios de la vida cotidiana. Entendían la filosofía al modo platónico, como una preparación para la muerte, es decir, como un ejercicio de concentración en el presente y de atención a la vida, pues esta alcanza su más alta consideración desde el pensamiento de la muerte propia. Es muy probable que para él no-filósofo todos ellos formaran un grupo bastante compacto que convenía vigilar y evitar. Lo más peculiar - y peligroso - del filósofo no era su doctrina sino su vida, en la medida en que esta pudiera ser mostrada como un modelo susceptible de ser imitado por otros ciudadanos.

En cualquier caso no es fácil llevar una vida filosófica, es preciso ejercitarse. Puede ser esta la principal diferencia entre Sócrates y los filósofos helenísticos: ambos comparten una similar forma de entender la vida filosófica, sin embargo Sócrates parece más optimista o ingenuo; pensaba que bastaba con mostrar la superioridad moral de la vida filosófica para aceptarla como modelo a seguir. Pero Alcibiades, por ejemplo, conocía bien el modelo y, sin embargo, actuó de forma indecorosa. Tanto epicúreos como estoicos fueron conscientes de la necesidad de ejercitarse. Hadot reivindica para la filosofía la noción de “ejercicios espirituales”. La Filosofía Antigua no puede concebirse al margen estos ejercicios y encontramos en las Meditaciones de Marco Aurelio, en mi opinión, la más brillante exposición de los mismos.

De entre todos los ejercicios recomendados por Marco Aurelio quiero comentar uno. Como es sabido los estoicos sostienen que el curso de la Naturaleza es necesario y ajeno a nuestra voluntad por lo que es absurdo rebelarse contra los acontecimientos, debemos aceptarlos tal y como son. Esta resignación con la que los estoicos aceptan la desgracia y el dolor es confundida a menudo con la insensibilidad y no es esta una correcta lectura de la enseñanza estoica, especialmente en el caso de Marco Aurelio. A lo largo de nuestra vida el mundo nos puede ocasionar y nos ocasiona dolor, qué duda cabe. Lo que deberíamos evitar es añadir dolor al dolor, lo que hacemos no pocas veces. Lo que pudiéramos llamar “dolor mental” no es producto del mundo exterior sino que nos lo autoinfligimos de forma, digamos, masoquista. Este es el dolor que podemos evitar. Marco Aurelio lo explica con un ejemplo: si en el gimnasio recibo un golpe en un ejercicio pugilístico siento, como es natural, un dolor físico, pero, como no me siento ofendido, el dolor es soportable y pronto lo olvido. Pero si un enemigo me golpea en público interpreto ese golpe como una ofensa lo que genera una actitud colérica por mi parte y un profundo malestar. Lo importante es que el dolor físico puede ser igual en los casos, lo que hace más insoportable la ofensa es lo que yo añado al dolor, la forma en que lo interpreto. Esto es lo que puede ser modificado mediante el ejercicio.

Marco Aurelio afirma que “las cosas en cuanto a tales no tocan en absoluto nuestra alma -psyché-: no tienen acceso a ella, no la pueden modificar ni mover. Nuestra alma por sí misma se modifica y se pone en movimiento”. No sufrimos por los acontecimientos sino por la interpretación que hacemos de ellos. “No tener hypolepsis y evitar la turbación del alma, puesto que las cosas no tienen una naturaleza capaz de crear nuestros juicios”. El término hypolepsis suele traducirse por “opinión” o “juicio de valor”. Maite Larrauri propone “discurso” como una traducción apropiada pues las opiniones o juicios de valor no existen de forma aislada, están insertos en un lenguaje que compartimos con los demás. Marco Aurelio propone ejercitarse en sustituir lashypolepis, los espontáneos discursos interiores, por dogmatas, esto es, por principios racionales que establecen la más adecuada forma de comportarse en cada circunstancia vital.

Albert Ellis al crear la Terapia Racional Emotiva Conductual (TREC) en 1935 tiene muy presentes estas enseñanzas. Según el psicólogo norteamericano los problemas emocionales que tenemos las personas provienen de una serie de creencias irracionales o esquemas con los que orientamos nuestra vida y que determinan nuestra conducta. Estos esquemas son una especie de reglas de vida o principios que tenemos totalmente interiorizados y que desconocemos, aunque de hecho determinan nuestra forma de ser. Estas ideas irracionales son las responsables de las perturbaciones emocionales y de nuestros conflictos psíquicos. Este análisis de Ellis va acompañado de una terapia que pretende descubrir los pensamientos irracionales y sustituirlos por otros racionales que nos ayuden a llevar una vida mejor.

Nelson Mandela es un buen ejemplo de la puesta en práctica de este ejercicio estoico. Tras 27 años en la cárcel solamente podemos salir libres de resentimiento y de ansia de venganza después de reiterados ejercicios espirituales semejantes a los recomendados por Marco Aurelio. Desde esta perspectiva podemos entender la importancia que Mandela atribuye al poema Invictus de Ernest Henley cuyos famosos últimos versos dicen:


“No importa cuán estrecho sea el portal, 

cuán cargada de castigos la sentencia,
 
soy el dueño de mi destino: 
soy el capitán de mi alma.”

martes, 12 de diciembre de 2017

Beautiful Girls.

Ficha Técnica:

Título original: "Beautiful Girls"
Año: 1995
País: USA
Duración: 112 min
Dirección: Ted Demme
Guión: Scott Rosenberg
Música: David A. Stewart
Reparto: Timothy Hutton, Natalie Portman, Matt Dillon, Noah Emmerich, Michael Rapaport, Mira Sorvino, Uma Thurman, Max Perlich, Lauren Holly, Rosie O'Donnell, Annabeth Gish

"Beautiful girls" fue soberviamente dirigida por Ted Demme (Blow), fallecido en 2002 con tan solo 38 años. Fue rodada en 1995 en Minnesota, y estrenada al año siguiente.


Sinopsis: Willie tiene 29 años y trabaja como pianista, aunque no le reporta beneficios suficientes como para vivir desahogado y se plantea dejarlo, además tiene una novia guapa e inteligente que está dispuesta a casarse. Pero un día debido a la reunión de la promoción de su instituto, tiene que regresar a su pueblo natal, dónde se vuelve a reunir con sus amigos del instituto. Tres de ellos trabajan de quita nieves, otro es gerente en una fábrica y otro tiene un bar. Al llegar a su casa conoce a su vecina, Marty, de 13 años con la que entablará una extraña relación, cuando ella se enamora de él y él parece también encaprichado de ella. Los amigos se reunen en un bar a charlar sobre sus vidas, los problemas con las mujeres... A Paul lo acaba de dejar su novia de toda la vida; Tommy está casado con Sharon pero su matrimonio parece estar amenazado por la presencia de su ex novia Darian; Mo es el único que parece totalmente feliz, está casado y tiene tres hijos; luego están Andera, la sobrina del dueño del bar que frecuentan, de la que todos parecen sentirse atraídos y Kev, otro de los amigos que trabaja como quita nieves... Todos están en la misma situación, no están seguros de nada en los que son "los mejores años de sus vidas". Una película coral, en la que todos los personajes son importantes, tienen algo que decir o aportar a la historia. Brillante dirección de Ted Demme que supo contarnos sin dejar caer el ritmo ni un sólo momento como son las vidas de algunas personas al alcanzar la madurez. Además cuenta con interpretaciones fabulosas.


Tarea: Haz una ficha o informe psicológico de cada uno de los personajes de la película"Beautiful Girls" donde se ponga de manifiesto su personalidad (fuerte, débil, inmadura...). Justifica las conclusiones a las que llegas (en base a los síntomas que has detectado) y desaca los complejos o trastornos, si los hay, de los personajes.




ANÁLISIS PSICOLÓGICO DE LOS PERSONAJES 

Willie Conway: Es el protagonista de la película. Al volver al lugar en el que transcurrió su niñez y su adolescencia conoce a Marty, su vecina de apenas 13 años. En los momentos en los que mantienen una conversación se puede ver que este tiene una actitud suave, insegura e inmadura, ya que no sabe qué hacer con su relación amorosa. Sin embargo, al final de la película se puede ver que su personalidad da un cambio. Esta se vuelve fuerte, segura y madura porque decide que no puede estar con una niña que solo tiene 13 años, él ya tiene 30 y debe empezar a centrarse en su futuro.  Es una persona sensible introvertida, siente algo por Marty pero no se lo dice en ningún momento. Esto solo cambia en el final, cuando le da un beso de despedida. 

Michael 'Mo' Morris: Es el único que tiene un matrimonio y familia. Este personaje a diferencia de sus compañeros, tiene una personalidad fuerte, madura e introvertida. A pesar de que en algunas ocasiones esté con sus amigos pasando buenos momentos, no comparte muchos de sus sentimientos y es consciente de que tiene una familia y tiene que preocuparse por ella y por su futuro. 

Tommy 'Birdman' Rowland: Se caracteriza por tener una actitud extrovertida, sensible y totalmente inmadura. Un ejemplo de ello es ser amante de la novia que tenía cuando estudiaba bachillerato. Luego adoptará una actitud diferente y se arrepentirá por no haber conseguido aquello que deseaba. Esto lo expresa con la siguiente frase: “No me parezco al hombre que siempre soñé ser. Ni siquiera de lejos. No he conseguido nada de lo que me propuse”. 

Kev: Al ser un personaje secundario no interviene mucho en la película por lo que puede resultar difícil analizar su personalidad. De todas formas, se puede ver una persona introvertida ya que no expresa muchos sentimientos a lo largo de la historia. 

Paul Kirkwood: Se reconoce principalmente por su gran inmadurez. Esto lo demuestra en varias escenas de la película. Por ejemplo al poner fotos de mujeres en las paredes de su cuarto, intentando dar celos a su ex-novia en vez de hablar y solucionar los problemas que tienen de una forma madura o desquitándose con ella al cubrir su garaje con nieve, sin embargo, al final de la película le quita la nieve de la puerta de su garaje para que pueda tener una vida sin el. Es extrovertido porque siempre muestra los sentimientos que tiene y sus pensamientos. Y tiene una personalidad fuerte ya que es uno de los “líderes” de su grupo de amigos.  Es una persona sensible introvertida: le interesa sus sentimientos, pero no se preocupa mucho por la realidad. 

Tracy Stover: Este personaje apenas aparece en la película. Se puede considerar una persona madura porque se preocupa por su matrimonio. También se puede considerar que tiene una personalidad fuerte porque no se plantea ninguna duda sobre su matrimonio y tiene las ideas fijas. 

Darian Smalls: Es la ex-novia de Tommy. Se puede ver que tiene una actitud inmadura y fuerte. Esto se refleja en que es la amante de Tommy y no quiere que esto cambie.  Puede tener un complejo de superioridad: en ocasiones se cree mejor que la novia de Tommy. Aunque en mi opinión, creo que esto es debido a que tiene miedo de perderlo.  También puede tener aspectos de un trastorno histriónico: Soy tan bueno que no tienen derecho los demás a negarme lo que yo quiero 

Gina Barrisano: Es un personaje que apenas aparece en la película. Sin embargo, con las pocas intervenciones que realiza se puede comprobar que tiene una actitud completamente madura, fuerte y extrovertida. Un ejemplo muy claro es cuando expone varias razones sobre como valoran los hombres el físico de las mujeres.  Es una persona sensible extravertida: informa públicamente de sus pensamientos y sentimientos. 

Jan: Es la ex – novia de Paul. Tiene una personalidad madura y fuerte. Aunque sigue amando a Paul, sabe que él es demasiado inmaduro y su futuro no sería bueno con él debido a esa inmadurez. 

Marty: Es una persona que tiene una personalidad fuerte, madura y extrovertida. Tiene las ideas claras y a pesar de tener solo 13 años, tiene una actitud lo suficientemente madura. En las conversaciones que tiene con Willie se puede ver que expresa muchos sentimientos y es la que aporta más datos a la conversación.  Es una persona sensible extravertida: no guarda sus sentimientos, los comunica sin ningún miedo. Un ejemplo es cuando le dice a Wille que esperará todo lo que haga falta a que sea mayor para poder estar con él. 

Sharon Cassidy: Es la novia de Tommy. Esta hace todo lo posible para que Tommy asiente la cabeza. Es extrovertida pero solo con sus amigas; y madura, sabe que Tommy es inmaduro y que debe cambiar para que puedan tener un buen futuro. Su personalidad no es fuerte.  Tiene complejo de inferioridad y de aspecto físico : cree que no es una chica a la altura de su novio. Sin embargo, lucha por lo que quiere (en este caso por Tommy). Puede tener tendencia a un trastorno por evitación: intenta evitar situaciones desagradables de rechazo. 

Andera: Es una chica madura, extrovertida y con una actitud fuerte. Intenta solucionar los problemas de las personas: ayuda a Paul a sacarle celos a Jan(manteniendo una personalidad fuerte)y ayuda a Willie a decidir qué va a hacer con su vida amorosa. 

Sarah Morris : Es la esposa de Mo. Al igual que su marido, tiene una personalidad madura y fuerte. Y ya tiene un camino preparado para tener un buen futuro.


Por Belén Gascón. 

lunes, 11 de diciembre de 2017

A la montaña no se vuelve.

11 de Diciembre, día internacional de las montañas.


"A la montaña no se vuelve. Cuando has venido aquí por primera vez, ella se queda contigo para siempre. Habita en ti como una costumbre, quizás como un virus, siempre como una necesidad. Puedes escapar a ratos, hacia casa, pero el resto del tiempo tú le perteneces... "


Iñaki Ochoa de Olza.

Lo más visto...